Connect
To Top

30 años anillando en la desembocadura del río Mijares

El Grup Au d’OrnitologIa de Castelló, dirigido por Joan Castany, cumple 30 años de anillamientos científicos al Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares. En estas tres décadas estudiando pequeñas aves paseriformes han asistido a la protección del paraje fluvial y a su extraordinaria recuperación.

Colaborador Samaruc

Abel Campos

En 1987 el Grup Au d’OrnitologIa de Castelló apostó por la zona húmeda de la desembocadura del río Mijares, entre las poblaciones de Almassora y Burriana como lugar idóneo donde realizar sus investigaciones con aves silvestres. Desde hace 30 años los ornitólogos comandados por Juan Castany acudieron semanalmente a su estación de esfuerzo constante ubicada en el margen derecho del Mijares, en el término municipal de Burriana (Castellón). En estas tres décadas capturando y anillando aves con redes japonesas han hecho una provisión de datos científicos impresionantes. Sus valiosas investigaciones les ha permitido participar en multitud de publicaciones científicas e intervenir en congresos, jornadas y otras reuniones de ornitólogos de todo el mundo. Su recogida de datos ha contribuido positivamente a una mejor protección de la zona húmeda. En la actualidad el paraje alberga las figuras de Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares, Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), Lugar de Interés Comunitario (LIC), Zona Húmeda, Refugio de Caza y espacio natural incluido en la Red Europea Natura 2000. Se trata de 490 hectáreas de río protegido para la fauna y la flora.

Joan-castany

Joan-castany

Cuando se podía cazar en la desembocadura del Mijares

Hace más de 30 años la caza estaba permitida en la desembocadura del río Mijares. Entonces era difícil encontrar avifauna que eligiera habitar de manera permanente en el paraje. Los patos, las fochas, las pollas de agua y otras aves acuáticas que se cazaban era porque estaban de paso y hacían descansos en las lagunas dulces de la desembocadura durante su migración pero pocas se decidían a criar. El primer paso para proteger la zona húmeda fue convertirla en refugio de caza. Después fueron llegando el resto de figuras de protección. En la actualidad la desembocadura del río Mijares se ha convertido en una de las zonas húmedas más importantes de la provincia de Castellón y una de las más destacadas del territorio valenciano. El paraje es lugar de parada y descanso para miles de aves migradoras nupciales y post nupciales. También una gran cantidad de especies ha decidido convertir la desembocadura en su hábitat de manera permanente. Así encontramos calamones (Porphyrio porphyrio), fochas comunes (Fulica atra), zampullines comunes (Tachybaptus ruficollis) y otras especies de aves paseriformes como el carricero común (Acrocephalus scirpaceus). No hay que olvidar que las nutrias (Lutra lutra) han vuelto a la desembocadura del río Mijares después de muchos años de ausencia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

X