Connect
To Top

Los motoristas de la Albufera

Albert Martinez, fotógrafo salido del Espai d’Art Fotográfic, nos envía este video que refleja fielmente el proyecto de fotografía documental que esta desarrollando en la Albufera de Valencia. Precisamente profundizar en la Albufera le llevó descubrir la importancia del oficio de motorista, tanto para el cultivo del arroz como para el propio paisaje del Parque Natural.

Captura-de-pantalla-2017-05-18-a-la(s)-00.58.20

Albert Martínez

Mi interés por la fotografía se centra en la fotografía documental, el reportaje y la fotografía social, la imagen como archivo/documento para el mañana. Esto, unido a la búsqueda de nuestras raíces y de nuestras tradiciones me lleva a centrar mi proyecto final de estudios en los motoristas de la Albufera. Se trata de un oficio prácticamente desconocido para la mayoría de los valencianos.

A finales del S.XIX, con la introducción de los primeros motores a vapor en la marxal, se hicieron las casetas con sus chimeneas tan características para la salida del vapor. Esto dio paso al inicio del oficio, ya que se necesitaba a una persona a tiempo completo para el control del motor. Además, poco a poco, sus funciones aumentaron, con el control, la limpieza y el mantenimiento de las acequias, las boqueras (paso de agua entre los campos de arroz), mantenimiento de los márgenes, etc. Sin darse cuenta, se convirtieron en un punto de vigilancia dentro de la marxal.

La idea del proyecto es dar a conocer a estas personas desconocidas a través de una temporada completa del arroz, desde la preparación de las acequias y los campos, hasta la cosecha, la quema de la paja y la inundación de los campos, sin olvidar el paisaje y el entorno.

Se ha tratado de documentar este oficio y a las personas que lo realizan, darles visibilidad, ya que es muy posible que un futuro no muy lejano acabe desapareciendo por completo debido a los avances de la maquinaria agrícola. De esta manera, no solo se perderá un oficio, sino gran parte de la historia de la marxal de la Albufera. También se trata de documentar un entorno especial, cercado por la ciudad y que todavía se mantiene ajeno al ajetreo de la misma.

Para la realización del proyecto, que ha abarcado desde finales de Febrero hasta finales de Noviembre, he estado acudiendo entre tres y cuatro días por semana a la Albufera. Los motores y el paisaje que se muestran pertenecen a las localidades de Silla, Catarroja, Alfafar, Valencia y Sueca.

El proyecto continua la próxima campaña, ya que se trata de un proyecto a largo plazo, con la idea de poco a poco documentar los muchos motores que existen repartidos por toda la marxal, antes de desaparezcan.

15

Foto: Albert Martínez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

X