Connect
To Top

1000 Pequeñas Islas entre el cabo de Creus al cabo de Gata

El proyecto Pequeñas Islas del Mediterráneo finaliza un estudio de más de 1000 islotes españoles, desde el cabo de Creus hasta el cabo de Gata. El plan recopila información desde el año 2012 sobre la singularidad natural y cultural de estos micro espacios marítimo terrestres

Logo Samaruc Digital ok-01El proyecto llamado Pequeñas Islas del Mediterráneo (PIM) con 10 años de antigüedad desarrolla un segundo plan conocido como Atlas de las Pequeñas Islas del Mediterráneo Occidental. A través del mismo un grupo de biólogos y científicos ha estudiado durante los últimos 5 años la singularidad de más de 1000 islas, islotes y escollos del litoral oriental de la península Ibérica desde el cabo de Creus en la provincia de Girona hasta el cabo de Gata en la de Almería. De estas 1000 islas caracterizadas han distinguido 176 que son las que denominan PIM, Pequeñas Islas del Mediterráneo por su relevancia, singularidad y especial aislamiento.

El proyecto PIM está amparado básicamente por el Conservatoire du Littoral, una institución del Ministerio de Medio Ambiente francés con más de 40 años de existencia dedicada a la conservación de toda la cuenca mediterránea. Buena parte de sus actuaciones se han centrado en la compra de terrenos con gran valor ambiental y cultural para más tarde iniciar una gestión adecuada. La sede española de esta institución gala se encuentra en la población alicantina de Alfàs del Pi en el edificio del Centro de Educación Ambiental de Carabineros, un lugar ubicado en mitad del área de estudio del litoral mediterráneo español. Uno de los aspectos que más preocupan a los responsables españoles de este proyecto de conservación es la gestión de estos micros espacios insulares. “La gestión de las pequeñas islas del Mediterráneo es un reto para nosotros. Son espacios relevantes en cuanto a la biodiversidad porque mezclan elementos del medio marino y terrestre. Hay que tener en cuenta que son lugares muy singulares ya que su aislamiento ha permitido la conservación de especies que han desaparecido de la costa. Otro gran reto es que son islotes muy atractivos para las personas, sobre todo durante la época estival. Por tanto el gran desafío es conjugar la alta frecuentación de uso público, a veces muy intensa por parte de los visitantes y turistas, con su conservación. Esa es la dificultad”, ha indicado el delegado del Proyecto Iniciativa PIM en España, el biólogo Eduardo Mínguez.

De Columbretes a Tabarca

Pequeñas Islas del Mediterráneo (PIM) tiene como objetivo la conservación, el estudio y la puesta en valor de los pequeños archipiélagos e islotes que existen en toda la cuenca mediterránea aunque se centra de manera más directa en el Mediterráneo occidental. Los trabajos de campo más importantes se están realizando en la costa africana, en países como Marruecos y Argelia.

Columbretes

islas Columbretes. Foto: Vicent Sancho.

En el litoral valenciano se encuentran dos de los lugares más ricos en patrimonio cultural y ambiental de toda la cuenca mediterránea española. “Son las islas Columbretes, excepcionales en cuanto a biodiversidad, presencia de endemismos y calidad ambiental de sus hábitats y también la isla de Tabarca que es extraordinariamente rica en patrimonio cultural. Estos dos archipiélagos son probablemente los más excepcionales y valiosos de esta subcuenca mediterránea española”, ha matizado Eduardo Mínguez. El estudio coordinado desde l’Alfàs del Pi, sede del proyecto PIM en España, ha detectado el caso de dos islotes valencianos de gran importancia ecológica –el Portitxol y el Descubridor– con una deficiente gestión. “Aquí hemos detectado un vacío en cuanto a la gestión que además implica a la costa de la Marina Baja, una tramo singular que aun presenta un estado de conservación muy relevante y necesita a nuestro juicio un poco de regulación”, ha acabo diciendo Mínguez.

Tabarca

Isla de Tabarca. Foto Abel Campos

Proyectos de futuro

Parte-del-equipo-del-PIM

Parte del Equipo PIM

Los gestores del proyecto PIM, sustentados por el Conservatoire du Litoral francés, han realizado estudios sobre la biodiversidad y el patrimonio natural de las islas del litoral mediterráneo español a través del programa Atlas de las pequeñas islas del Mediterráneo. Actualmente el equipo dirigido por Eduardo Mínguez, biólogo y miembro del Colegio Oficial de Biólogos de la Comunidad Valenciana (COBCV) realiza trabajos de asesoramiento en el Ayuntamiento de Jábea en vistas al próximo Foro de Turismo Sostenible que tendrá lugar el próximo 27 de octubre en la ciudad costera alicantina. Próximamente darán a conocer el nuevo informe sobre la biodiversidad y el patrimonio cultural de los islotes que se encuentran en el mar de Alborán y la costa sur española.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

X