Connect
To Top

LA XYLELLA YA ESTÁ AQUÍ

Alerta máxima y aplicación rigurosa del Plan de Contingencia contra la Xylella Fastidiosa, al encontrarse su presencia en un huerto de almendros de Guadalest, en la Marina Baja de Alicante.

Fernando Bellón, editor de Agroicultura-Perinquiets.com

Fernando Bellón, editor de Agroicultura-Perinquiets.com

La Generalitat trabaja con las asociaciones de agricultores, con otras Comunidades autónomas, con el Ministerio de Agricultura y con la Unión Europea para contener aquello que en las Islas Baleares es ya una plaga. Samarucdigital avanzó la amenaza de la Xylella en el reportaje “Los olivos en la Comunidad Valenciana, en cuidados intensivos”.

El comité de expertos de la Consejería, del IVIA y de la Universidad se reunió para evaluar la situación, y transmitirla en los agricultores valencianos el viernes 30 de junio, a penas 10 días después de confirmarse la presencia de la Xylella.

El campo afectado es una pequeña parcela de almendros, todavía activa y de más de 20 años. La antigüedad del árbol contagiado, que no había tenido injertos recientes, hace pensar que la enfermedad es obra de uno de los insectos que traen la bacteria. Las prospecciones hechas alrededor de ese campo y en otros cultivos han sido negativas. Pero el Plan de Contingencia se ha aplicado cómo está previsto en los protocolos de actuación.

Desde que se detectó la Xylella en las Islas, se incrementaron las revisiones en campos y los capturas de insectos portadores. También se va poner en marcha una campaña de difusión entre los agricultores de todas las comarcas valencianas, para informarlos e instruirlos, y demandar su colaboración en la detección de síntomas.

Los daños que puede producir esta bacteria en los cultivos leñosos son potencialmente devastadores. Esto ha impulsado las organizaciones de agricutores valencianas a unirse con la Administración al combatir la plaga.

La bacteria Xylella tiene variantes que atacan a diferentes árboles. Pero el mecanismo es siempre el mismo, una obstrucción de las vías por las que circula la savia.

La mayor preocupación de los agricultores valencianos deriva de las drásticas medidas por erradicar la bacteria, que implica arrancar cantidad de árboles, cosa que deja sin producción por años huertos que son la base de la renta agraria valenciana. Por eso, las indemnizaciones previstas son decisivas.

Los protocolos de actuación y las indemnizaciones previstas en el caso valenciano son la garantía de que no se esconderá la presencia de la Xylella, y se evitará la especulación.

*

Ante cualquier sospecha de tener una planta infectada, se puede contactar con el servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería (Av de Alicante s/n de Silla -Valencia- , teléfono 96 120 76 94, sanitatvegetal@dgagric.caib.es).

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

X