Connect
To Top

Los olivos en la Comunitat Valenciana, en vigilancia intensiva

Una plaga que destruye sin remedio plantas leñosas, en especial olivos, vides y frutales amenaza desde las Islas Baleares, donde está causando graves daños. En toda la Península se ha organizado un operativo para detener su entrada devastadora.

Fernando Bellón, editor de Agroicultura-Perinquiets.com

Fernando Bellón, editor de Agroicultura-Perinquiets.com

La Conselleria d’Agricultura mantiene desde hace meses un dispositivo de control y vigilancia sanitaria para evitar que la bacteria Xylella Fastidiosa, que ataca con especial virulencia al olivo, salte de las Islas Baleares a la península. El único tratamiento contra esta plaga es arrancar los árboles afectados y los de su entorno, y procurar que no se expanda. La cantidad y la calidad de olivos en nuestra Comunidad tiene un valor económico y agrícola enorme, y los esfuerzos por detener la invasión de Xylella son proporcionales. En el vídeo que precede, Roger Llanes, Director General de Producción Agraria de la Conselleria, y Ramón Mampel, secretario general de la Unió de Llauradors y Ramaders del País Valencià, hacen un resumen de este problema y de las medidas que se han adoptado para prevenirlo.

Xylella-fastidiosa-1508x706_c

Xylella astidiosa. Foto: Valentain12

La Xylella es una bacteria que se hospeda en el xilema, que es el tejido leñoso con vasos por los que circula la savia. La Xylella acaba secando la planta, y puede afectar a olivos, almendros, viñedos, cítricos y una variedad de árboles frutales. La bacteria la transmiten diferentes hemípteros, unos insectos voladores, que se alimentan del xilema de las plantas. La Xylella se descubrió en los años setenta en la vid, y en 2013 se detectó en Turquía y en Italia, donde causó efectos devastadores, también en almendros, adelfas, romero, retama y laurel.

Xylella_castUna negligencia en identificar la bacteriafacilitó su expansión. En 2015 llegaba a la isla de Córcega, y posteriormente a la Costa Azul, aunque parece que la subespecie de la Xylella francesa no tiene que ver con la subespecie italiana. Esta variedad dispara la alarma de la Unión Europea. El Ministerio de Agricultura de España descubre en noviembre de 2016 la Xylella en un vivero de Mallorca, localizada en tres cerezos, pero luego se encuentra en almendros, olivos, ciruelos y otros árboles leñosos. A partir de enero de 2017 se prohibe la salida de las Islas Baleares de cualquier vegetal destinado a plantación de los géneros afectados, y se previene que si se encuentran estos plantones en la península serán destruidos.

A la vez, la Conselleria de Agricultura de la Comunidad establece el dispositivo de control. En primer lugar, se pide a los propietarios de las plantas a las que afecta la Xylella que las vigilen y que al menor síntoma de contagio avisen a los servicios técnicos. Se vigila especialmente los viveros que compran y venden plantas, advirtiendo que se destruirá todo aquel material importado de las Islas Baleares. También se ha elaborado un cartel que advierte a los pasajeros en puertos y aeropuertos con transporte a las Islas de la obligación de no importar vegetales de ellas. Y por último, la Conselleria está desarrollando un programa de charlas en toda la Comunidad, realizadas por técnicos y especialistas, para informar a los agricultores de todo lo relacionado con esta peligrosa bacteria. Los sindicatos, las organizaciones agrarias y todas aquellas relacionadas con la agricultura colaboran en este Plan Autonómico de Contingencia frente a la Xylella fastidiosa. Puede encontrarse toda la información precisa en esta página web de la Conselleria:

http://www.agroambient.gva.es/agricultura/plagas-y-malas-hierbas .

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

X