Connect
To Top

Las soluciones climáticas que vienen de Huelva

Un gobierno de representación mundial, la ordenación del territorio respetando las infraestructuras verdes, reaprovechamiento de residuos, economía circular o el primer Big Data global de biodiversidad. Son sólo algunas de las muchas propuestas y soluciones planteadas en el Congreso Internacional sobre Cambio Climático de Huelva, convertido en un referente mundial para afrontar la adaptación al mayor reto global al que se enfrenta la humanidad.

fotos-socios-web-03

Fèlix Tena

¿Qué relación pueden tener un chef de alta cocina, un filósofo, un empresario de la hostelería, el presidente de Colombia y un científico de la NASA?. El trabajo de todos ellos está afectado de alguna manera por el cambio climático, como también el del resto de los habitantes del planeta. En las manos de todos está también la respuesta a la manera de hacer frente al mayor reto global al que se ha enfrentado la Humanidad en toda su historia. “Be the solution”, ser parte de la solución es el objetivo del I Congreso Internacional de Cambio Climático celebrado en Huelva, organizado por la Junta de Andalucía. Un intenso programa ha servido para ofrecer respuestas a las grandes incógnitas que plantea el mayor problema que afronta el planeta desde todos los ámbitos, y que requiere soluciones conjuntas que los ponentes del congreso compartieron con el público.

“El dinero no es un fin, es un medio” ha asegurado Christian Felber, el economista y filólogo creador del modelo del Bien Común. El divulgador austríaco economía considera que la economía “tiene que volver a sus orígenes y ser despojada de los atributos que le ha endosado el capitalismo y los meros intereses crematísticos”. Asimismo recuerda que el concepto de “bien común” aparece en la mayoría de constituciones del mundo. Un principio basado en valores éticos, sostenibles y de justicia social a la hora de organizar las reglas de relación mundial. En términos de la dimensión e individual del problema, Stephen Gardiner, profesor de Dimensión Humana del Medio Ambiente en la Universidad de Washington, habló de “la tiranía de lo contemporáneo”. Ante informaciones sobre un futuro catastrófico, los gobiernos no actúan, según Gardiner que defiende como solución a largo plazo la creación de un gran gobierno mundial de representación real de los problemas de todos los ciudadanos.

IMG_20170510_121626“Al ritmo actual de producción y consumo en 2050 necesitaremos tres planetas más” para poder seguir con el mismo sistema, según explica Guadalupe García, de la Fundación COTEC, que plantea como alternativa y solución la “economía circular”, basada en mantener el valor de los productos y los recursos frente al actual sistema de usar y tirar, construido a partir de la explotación de unos recursos que no son infinitos. Guadalupe García, experta en innovación y creación de empresas detalló diversos ejemplos basados en este sistema, priorizado por la legislación europea y que supone un incremento del 30% de la productividad empresarial. La investigadora explica que grandes corporaciones como Google están investigación en la reducción de la “obsolescencia programa” en los teléfonos móviles, para reaprovechar sus componentes.

Consunmo-y-cambio-de-habitos3

Consumo y cambio de hábitos

La diseñadora australiana Leyla Acaroglu, campeona del clima de la ONU 2016, defendió frente a un futuro que está por definir “la creación de una cultura de respeto a los recursos”, que no genere tantos residuos. La socióloga y creadora del método del “diseño perturbador”, basado en la sostenibilidad, asegura que “la naturaleza no quiere desechos y todo lo reaprovecha”. Acaroglu recordó que “el futuro está diseñado por las acciones que realizamos hoy, de forma que, con lo que compramos, premiamos a una u otra industria”. Por ello, abogó por “ser conscientes de cómo gastamos el dinero, porque el Gobierno tiene poder, pero no podemos culparlo de todo”.

El máximo responsable de la NASA sobre cambio climático, Gavin Schmidt, explicó que es necesario reducir el 70% de las emisiones de dióxido de carbono, pero asegura que eso requiere tiempo, porque una reducción repentina colapsaría un mundo que funciona mayoritariamente con CO2. Schmidt considera que el problema deriva de un sistema basado en la vida con las condiciones anteriores al cambio climático que hace necesario adaptarse, porque las soluciones ya se conocen. El científico considera que Donald Trump no podrá frenar los estudios de la Agencia Espacial Norteamericana sobre el clima, porque sus prepuestos dependen del Congreso y las nuevas generaciones tienen ya claro la necesidad de luchar con el cambio climático. Gavin Schmidt considera que la solución no es huir hacia otros planetas sino hacer más habitable la vida en el nuestro.

Green Day, alternativa al Black Friday  

Comunidad #PorelClima es la primera red social para destinada a intercambiar información sobre cambio climático, con propuestas y soluciones que detalló Rosa Castizo, coordinadora de la Fundación de Economía y Desarrollo (ECODES) para America Latina. “Son acciones que cualquiera puede hacer y que incluyen cambios en las pautas de uso del agua, energía o residuos, entre otras cosas”, apuntó, añadiendo que la idea es llegar a 100.000 seguidores, con el objetivo de reducir un 20% de emisiones de CO2. Rosa Castizo ha participado en cuatro COP, y en la de Copenhague colaboró en los esfuerzos de implementación de un acuerdo que finalmente se consiguió en París. Entre otras iniciativas ECODES han lanzado el proyecto Green Day como alternativa a la propuesta ultraconsumista del Black Friday. La idea, que se ha empezado a implantar en el sector de la hostelería, fomenta productos de comercio justo, proximidad y elaboración sostenible.

En una de las sesiones paralelas se presentó la plataforma Lifewatch, la primera Big Data mundial sobre biodiversidad, un proyecto europeo que acaba de ponerse en marcha. El coordinador de esta ambiciosa iniciativa, Juan Miguel González Aranda, destaca la importancia de un valioso banco de información que pone a disposición de la comunidad científica, los gestores ambientales y los ciudadanos el acceso a grandes volúmenes de datos relacionados con fauna, flora o el medio atmosférico, terrestre, oceánico y fluvial.

Un territorio ordenado en verde

Un sector decisivo frente al cambio climático es la ordenación del territorio. Arancha Muñoz-Criado, arquitecta especializada en paisaje en la Universidad de Harvard, presentó su pionero trabajo destinado a las zonas “infraestructuras verdes”, que se refieren al estudio de las necesidades ecológicas de por ejemplo ríos, bosques o acuíferos ante de planificar cualquier actuación urbanística. Las infraestructuras verdes “Se basan en la multifuncionalidad. Podemos crecer, pero debemos hacerlo bien, preservando los espacios y manteniendo la calidad del aire, del paisaje. Todo esto nos traerá beneficios económicos, industriales y sociales.” Recientemente Arancha Muñoz-Criado ha sido “fichada” por Jack Dangermon, un visionario paisajista que estudio en los años 60 en el mismo departamento de Harvard que la investigadora valenciana. Dangermon es actualmente el Bill Gates de los Sistemas de Información Geográfica, la herramienta que ha revolucionado la elaboración de mapas. Una de las constantes ideas/soluciones de este gran innovador es diseñar una gran base de datos sobre el territorio de los Estados Unidos. Dangermon decidió que la mejor persona del planeta para diseñar el proyecto era la arquitecta valenciana, por todo lo que podía aportar de nuevo al proyecto.

Arancha Muñoz-Criado fue Secretaria Autonómica de Urbanismo, Paisaje y Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana entre 2007 y 2012, desarrolló  el Plan Regional de Infraestructuras Verdes y la Ley de Ordenación del Territorio. Por ello 550 municipios están obligados a hacer un plan de infraestructura verde antes de hacer sus planes generales. Un procedimiento absolutamente novedoso, la investigadora considera que Valencia fue el primer lugar donde “el nombre, concepto y contenido de la infraestructura verde se introdujo en el proceso de planificación urbana y se hizo obligatorio”. Desde entonces, la Comisión Europea ha respaldado la planificación de la infraestructura verde. Durante su estancia en el gobierno valenciana elaboró el primer Plan de Acción Territorial de la Huerta de València (PATH), dedicado a la protección de este espacio. Un paisaje único en Europa dentro del área metropolitana de una gran ciudad, donde más de 1000 años se viene practicando la agricultura de manera ininterrumpida. El actual gobierno valenciano ha retomado el PATH para ampliar la protección del espacio agrario. En los últimos años Muñoz-Criado he estado dirigiendo y coordinando proyectos desde su oficina en Londres en Indonesia, Qatar y Arabia Saudí.

Otra iniciativa coordinada desde Valencia para lanzarla al mundo es Klimate Kic, una iniciativa europea destinada a impulsar la creación y la conexión entre empresas que fomenten la reducción del cambio climático. El director del organismo en España, José Luís Muñoz, que tiene su sede central en Valencia, destaca como el organismo ha contribuido a unir ciencia y empresa en aplicaciones que benefician a la sociedad y reducen impactos climáticos, como sistemas para recuperar agua de lluvia o evitar inundaciones en diversos municipios. El trabajo en red es fundamental a la hora de fomentar la innovación de empresas con objetivos medioambentales.

Reagan y Thatcher contra la ONU

CollageEn clave de política internacional y gobernanza, Federico Mayor Zaragoza, exdirector general de la UNESCO, ha asegurado que es hora de actuar, “nos han estado engañado durante años”, a causa de los intereses de las grandes empresas dedicadas a la explotación de combustibles fósiles y ha insistido en que “es hora de actuar”. Mayor Zaragoza, actualmente presidente de la Fundación Cultura de paz, certificó que “Ronald Reagan y Margaret Thatcher quitaron todo el poder a la ONU” para beneficiar a las grandes multinacionales. En 1992 Mayor Zaragoza colaboró en el impulso de un proyecto de Naciones Unidas para detectar desde los satélites, los vertidos que efectuaban los petroleros en el mar cuando limpiaban sus tanques para poder perseguir esa práctica. Según ha explicado, la administración norteamericana impidió que se aplicara el plan y vetó el acceso a la información proporcionada por su tecnología espacial.

El expresidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha esgrimido su habitual optimismo a la hora de mostrar su total confianza en la tecnología para acabar con el cambio climático. Asimismo considera que su descubrimiento “es un gran éxito de la ciencia”. Zapatero ha asumido que los políticos deben hacer un gran ejercicio de humildad y coordinar decisiones a largo plazo y ha asegurado que “es un mito que la globalización sea un plan político” y considera que los que defiende el cierre de fronteras “serán derrotados” si no modifican su actitud.

El expresidente de Colombia, Ernesto Samper, considera que Donald Trump es una amenaza para el cambio climático y para America Latina. Samper asegura que es una realidad “sentimos en todas partes y de la que somos víctimas en América, con 50 millones de personas a las que le falta el agua”. El mandatario colombiano añade que “también somos solución del problema tenemos la mayor concentración de biodiversidad del planeta y el primer grito de alerta se dio en la cumbre de Río de Janeiro en 1992, donde nació el desarrollo sostenible”.

En total 80 expertos de 16 países han participado en el Congreso de Huelva en más de 60 sesiones de trabajo, dedicadas a ofrecer un catálogo de soluciones al mundo frente al avance del cambio climático.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

X