Connect
To Top

Tiburones, los grandes amenazados del Mediterráneo

En el Mediterráneo viven 47 especies de tiburones, todas en grave regresión. Una de ellas es tiburón peregrino. Hace poco unos pescadores de Calpe capturaron un ejemplars de 7 metros y medio de largo de manera accidental.

fotos-socios-web-03

Fèlix Tena

El tiburón ocupa el lugar más alto en el “Top Ten” de los depredadores marinos. La variada alimentación que tienen las diferentes especies, desde diminutos crustáceos hasta todo tipo de grandes peces, ayuda a regular la fauna marina. Recientemente se produjo una fuga masiva de doradas de una piscifactoría de Tarragona, hasta el punto que una embarcación del puerto de Valencia capturó 2.000 kilos de ese pescado en una jornada, según relata Jaime Penadés, de la Unidad de Zoología de el Instituto Cavanilles de la Universidad de València. “Todas las doradas eran del mismo tamaño, se trata de un animal muy voraz que se come todo lo que encuentra”, aclara el biólogo marino, que lamenta como la desaparición progresiva de tiburones impide que ayuden a regular situaciones extremas como esa en la cadena marina. “En el Mediterráneo vivimos un desiquilibri por la reducción de las poblaciones de tiburones” explica el investigador, que asegura que “el 100 por 100 de los tiburones están en regresión en el Mediterráneo”, entre ellos el tiburón peregrino, como el ejemplar capturado accidentalmente en Calpe recientemente. La necropsia del animal, en la que participó Penadés, ha determinado que se trataba de una animal sano que no sufría ninguna enfermedad especial. Todo indica que ha muerto tras quedar enganchado en la red y ser llevado a puerto, un accidente casi imposible de evitar ante los medios de la embarcación que lo encontró y las grandes proporciones del animal, que medía 7,43 metros de largo y pesaba alrededor de una tonelada y media. Los ejemplares más grandes pueden llegar a los 10 metros de longitud. Se trata delsegundo pez más grande del planeta, sólo precedido por el tiburón ballena (Rhincodon typus).

IMG_0722

Ejemplar de tiburón peregrino (Cetorhinus maximus) capturado accidentalmente en Calpe recientemente. Foto: Institut Cavanilles de Biodiversitat i Biologia Evolutiva, UV

El tiburón peregrino (Cetorhinus maximus) reside habitualmente en el Mediterráneo y está protegido por el convenio internacional de especies CITES. Vive en aguas no muy profundas como animal pelágico que es y en primavera suele migrar en dirección al mar de Liguria, entre Francia e Italia, ante la mayor concentración que se produce en esa zona de un diminuto crustáceo como el krill, una de las sus principales fuentes de alimentación basada en el zooplancton. Cuando se alimenta abre espectacularmente la boca, un hecho que lo convierte en “un gran filtrador del agua”, explica Jaime Penadés que destaca, en todo caso, la escasa información que se dispone sobre los tiburones debido a las pocas investigaciones efectuadas. Habitualmente se ven ejemplares de esta especie en alta mar pero ocasionalmente se detectan cerca del litoral, como sucedió hace poco frente a la costa situada entre Torreblanca y Alcossebre, en Castellón, donde un ejemplar fue observado por los ocupantes de una embarcación deportiva.

http://

47 tiburones mediterráneos

En el Mediterráneo se ha identificado 47 especies diferentes de tiburones, conocidos por los científicos como Selacimorfos, un superorden de los peces cartilaginosos. Entre ellos también está el famoso tiburón blanco (Carcharodon Carchi). Sin embargo el biólogo destaca que muy extrañamente los escualos atacan a los humanos y especialmente en el Mediterráneo, donde la extensa plataforma continental los mantiene alejados de la costa. Películas y documentales han magníficat esos ataques como temática para obtener más difusión por el atractivo ante el peligro, aunque son poco frecuentes si no se produce una provocación previa. El investigador asegura gráficamente que “si nos vamos a África no nos pondríamos a molestar a un león en la sabana”. En 2016 se produjeron 81 ataques en todo el mundo, 17 menos que en 2015, y sólo 5 provocaron la muerte del atacado. La mayor parte se produjeron en Estados Unidos y Australia, en España se registró un ataque según datos del Archivo Internacional de Ataques de Tiburones (ISAF) para las sedes siglas en inglés). Respecto a los recientes casos de los últimos años en aguas valencianas, Jaime Penadés recuerda por ejemplo que el mordisco que sufrió el verano de 2016 un bañista en la playa del Arenal de Elche “no parece claro que haya sido hecho por una tintorera ” como se dijo, debido a las incisiones y sí por otro tipo de pez. El investigador lamenta la falta de un protocolo de actuación autonómico en caso de la localización de tiburones en la costa, como sí existe en el caso de los varamientos de cetáceos y tortugas marinas.

Capturas comerciales

Varias especies son capturadas en abundancia por su interés comercial como el cazón (Galeorhinus Galeus), que podemos encontrar en piezas congeladas en cualquier supermercado, o la tintorera (Prionace glauca), que está catalogada como “vulnerable” por la UICN (Unión Internacional para la Conservación  de la Naturaleza) en el Mediterráneo y “amenazada globalmente” según recuerda Jaime Penadés, a pesar de ello su pesca no está restringida por los gobiernos y la tintorera es una pieza muy buscada por su carne y por las aletas, que tienen una gran demanda en el mercado asiático como las de cualquier otro tiburón. España es el tercer país del mundo y el primero de Europa que más capturas de tiburones acumula cada año, que sobre todo entran por el puerto de Vigo. Más de la mitad de los tiburones del Mediterráneo están en peligro de extinción según la clasificación de la UICN.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

X